Laura Hernández

Oaxaca, México, 1960

La sensibilidad estética de Laura inicia en su natal Oaxaca, de la que retoma su historia, imaginario, colorido, texturas, sabores y tradiciones, las cuales surgirán impetuosamente cuando su formación artística se desarrolla en la Ciudad de México y la lleva a analizar y expresar desde lo más profundo de su ser, lleno de fantasías y realidades, una plástica que será poesía y sueño anclados a lienzos y esculturas.

 

El trabajo de Laura Hernández, citando a Germaine Gómez Haro, se ha caracterizado por su exploración e investigación de las cosmogonías de las civilizaciones antiguas. De ahí su interés en tópicos diversos de la filosofía, religión y mitología universales. Su pasión por las culturas ancestrales la ha llevado a viajar por numerosos países y pasar largas estancias en India, el norte de África, el Sureste Asiático y Europa. Una de sus cavilaciones principales ha sido indagar la relación entre el ser humano y el cosmos, a partir de los principios antagónicos y complementarios de la filosofía y la ciencia.

 

Laura Hernández ha participado en múltiples exposiciones individuales y colectivas que la han llevado a diversos rincones del mundo para conocer su cultura. Y con sus ganas de vivir y entender al ser humano ha quitado el velo al mito de las diferencias. No obstante, su amor y apego por nuestro país y su glorioso pasado histórico, la han llevado a participar en eventos como la Reunión Mundial de Intelectuales en México en 1991, en la que participó con 100 murales para el Encuentro Vuelta en el que el ganador del premio Nobel Octavio Paz fungiría como presentador.

Su expresión y estilo únicos se distinguen por los proyectos monumentales que ha realizado, como la Exposición Omnia: un viaje al reino de los mitos y los sueños, en una superficie de 2,000 metros cuadrados, que se presentó con un éxito maravilloso en algunas ciudades en Europa y Estados Unidos de 1997 a 2003. Asimismo, otras de sus destacadas exposiciones han podido ser admiradas en ciudades como México, Monterrey, Morelos, Nueva York, Berlín, San Francisco, Los Ángeles, Washington y por supuesto, su natal y querida Oaxaca.

 

Laura se encuentra trabajando actualmente en su proyecto CONSCIENTA. Obra en la que la imaginación, la tradición y el recuerdo se fusionan en una experiencia, creando un universo donde el arte y la cosmogonía encuentran un espacio íntimo que confirman que Laura es, como William Wilson de Los Ángeles Times la denominó: la mejor artista mexicana desde los grandes muralistas.

Dra. Elisa González

Diseño sin título (1).png

"SINESTESIA"

Conversaciones de vida entre la pintura de Laura Hernández y la poesía de Mark A. Roesler