Patricia gorostiza

Ciudad de México, 1962

Patricia Gorostiza es una artista mexicana. En la acuarela ha descubierto la manera de condensar en el agua y el color la explosión de experiencias, emociones. Uno de los temas más comunes en la obra de Gorostiza es el esqueleto, para ella es la estructura anatómica del cuerpo, es el sustento que nos mueve, es la base de la conciencia para meditar, es también referencia inequívoca de lo mexicano. El esqueleto no sólo es muerte, es también vida, juventud, vejez, fuente de frustración, felicidad, angustia y éxtasis. El esqueleto, en suma, es el hilo conductor que ha permitido conjuntar y plasmar todos los senderos recorridos; es el mensajero de incontables ideas, sentimientos y sensaciones.

Gorostiza ve en la imagen el medio de expresión perfecto. Su uso y su experimentación de la teoría del color son el vehículo para entablar un diálogo con su entorno. Su obra busca provocar, invita a sus espectadores a experimentar emociones, sensaciones y reflexiones de todo tipo, de tal modo que pretende conducirlos por una profunda oscuridad pero también les muestra la luz; busca detonar reflexiones y sensaciones irracionales pero también el disfrute de la vida cotidiana. La artista invita a sus espectadores a que la acompañen a navegar por los mares sensoriales de la experiencia humana.

PATRICIA GOROSTIZA.jpg

Dulce carcajada